miércoles, 25 de marzo de 2009

DESARROLLO SUSTENTABLE 2

DESARROLLO SUSTENTABLE
APUNTES


Introducción
Ya hemos hablado del ambiente y sus componentes y sabes que, no sólo nos debemos preocupar por la naturaleza sino que las personas son muy importantes. Un ambiente sin personas en realidad no es el ambiente.
Hay quienes creen que hay que proteger a los animales o a las plantas sea como sea. No es que su tarea esté mal sino que hay que entender dos cosas que tu ya sabes: 1) las personas son parte importante del ambiente y 2) en el ambiente todas las cosas están interrelacionadas.
Por ejemplo, imagínate que una industria está contaminando mucho y no hace nada para evitar que las sustancias peligrosas que desecha afecten al ambiente (¡¡natural y social!!).
Algunos ambientalistas pensarán que la mejor alternativa es pedir al gobierno que cierre esa fábrica. Lo que pasa es que eso también afecta al ambiente porque entonces habría cientos de familias sin trabajo. Y no sólo esto es socialmente muy malo sino que también la pobreza lleva a enfermedades, hambre y más deterioro de nuestro entorno.
¿Pero qué pasa si buscamos otra solución que proteja a la comunidad, a la naturaleza y a la vez evite que esa industria se cierre? Ahí habremos conseguido algo verdaderamente bueno. No siempre esto es posible porque a veces hay empresas que son muy irresponsables y ponen en riesgo la salud de la población a cambio de tener más dinero, pero siempre hay que TRATAR de lograr un equilibrio. Además, cada día contamos con más y más experiencias que nos muestran los beneficios del desarrollo sustentable.
También hay quienes creen que hay que volver a vivir como antes para no consumir tanto. Imagínate que hasta hace pocos años no era común que una familia tuviera lavarropas, secarropas, automóvil, licuadora, freezer, etc. Las cosas eran bastante distintas y muchas veces esto hacía que se deteriorara menos el ambiente.
Pero resulta que las personas no están dispuestas a volver a vivir como en el pasado porque también gracias a los avances de la ciencia y la tecnología es que vivimos generalmente más años, menos niños mueren de enfermedades infecciosas, se ha logrado en muchos casos un mayor confort, etc. (aunque recuerda que muchos nunca reciben estos beneficios). Es decir que algunos de los cambios son buenos y otros no pero no creemos que volver atrás sea la alternativa.
Sin embargo, también está el otro extremo. Hay gente que vive como si tener mucho fuera lo mismo que ser feliz y lo cierto es que no es así. Hay gente que tiene mucho dinero y sufre muchísimo y, de la misma forma, hay gente que materialmente no tiene nada pero es tremendamente rica.
La cuestión es que en todo este lío hubo gente que se sentó a pensar como hacer para que tuviéramos un futuro mejor sin tener que vivir como en el pasado... En el que el crecimiento económico tuviera importancia pero no lo fuera todo... Un futuro en el que la gente importase y la naturaleza fuera respetada..
RICARDO SOSA
DESARROLLO SUSTENTABLE
La evaluación del impacto ambiental, en el diseño de obras y actividades de interés público o privado, es una herramienta técnica que se ha incorporado formalmente al complejo proceso de la planeación del desarrollo. Conocer a que tipo de desarrollo se refiere y cuales son los objetivos y estrategias y, en general, la visión conceptual de éste desarrollo, son materia de debate aún.Los indicadores sociales muestran un rostro heterogéneo en donde el reflejo de un mundo rural empobrecido, contrasta fuertemente con metrópolis relativamente ricas. En todo caso, se ha fortalecido una amplia capa de población media, empeñada en consolidar una posición socioeconómica duramente alcanzada y que recientemente se ha visto amenazada por las crisis económicas recurrentes que se viven.Hoy se confronta la amenaza ambiental más crítica de la historia: deterioro del suelo, del agua y de los recursos marinos, esenciales para la producción alimentaria en ascenso. Contaminación atmosférica con efectos directos sobre la salud, pérdida de biodiversidad y su modesta, pero no menos importante contribución a los daños a la capa de ozono y al cambio climático global. Simultáneamente, se encaran graves problemas humanos como la pobreza y el crecimiento demográfico incontrolado.La visión moderna del desarrollo no sólo busca elevar los niveles de bienestar de las sociedades humanas de hoy, sino que se preocupa por la posibilidad de heredar a las generaciones futuras un planeta con aceptables niveles de salud ambiental y económica. De aquí, que el análisis del comportamiento humano, obligue a modificar actitudes y redefinir las tendencias que apuntan hacia un ecocidio; la sobrepoblación, que incidirá sobre mayores cantidades de alimentos y mejores espacios; y al crecimiento económico que aplicará una dramática presión sobre los recursos naturales.Sobre este principio, surge el concepto de desarrollo sustentable cuya definición establece que es un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras para satisfacer las propias.El concepto de desarrollo sustentable en su sentido más general, ha sido aceptado y apoyado ampliamente. Sin embargo, ha resultado más difícil el traducir este concepto en objetivos, programas y políticas prácticas alrededor de los cuales puedan unirse las naciones, debido a que éstas enfrentan circunstancias muy variables.El marco conceptual del desarrollo sustentable presenta varias aproximaciones en función del enfoque disciplinario que la aborda. De este modo, para algunos lo importante es el uso de los recursos naturales renovables, de tal suerte que no los agote o degrade y devenga una reducción real de su utilidad renovable para las generaciones futuras, manteniéndo constante los inventarios de recursos naturales. El desarrollo no significa necesariamente crecimiento económico, el tipo de actividad económica puede cambiar sin incrementar la cantidad de bienes y servicios. Se dice que el crecimiento económico no sólo es compatible con el desarrollo sustentable, sino que es necesario para mitigar la pobreza, generar los recursos para el desarrollo y prevenir la degradación ambiental. La cuestión es la calidad del crecimiento y cómo se distribuyen sus beneficios no sólo la mera expansiónCon frecuencia, el desarrollo sustentable se define también como el desarrollo que mejora la atención de la salud, la educación y el bienestar social. Actualmente se admite que el desarrollo humano es decisivo para el desarrollo económico y por la rápida estabilización de la población.Algunos autores han extendido aún mas la definición de desarrollo sustentable al incluir una rápida transformación de la base tecnológica de la civilización industrial; para la cual señalan que es necesario que la nueva tecnología sea más limpia, de mayor rendimiento y ahorre recursos naturales a fin de poder reducir la contaminación, ayudar a estabilizar el clima y ajustar el crecimiento de la población y la actividad económica.Un componente importante implícito en todas las definiciones de desarrollo sustentable se relaciona con la equidad: la equidad para las generaciones por venir, cuyos intereses no están representados en los análisis económicos estándares ni en las fuerzas que desestiman el futuro, y la equidad para la gente que vive actualmente, que no tiene un acceso igual a los recursos naturales o a los bienes sociales y económicos.Existe, en efecto, cierto conflicto entre ambos tipos de equidad. Mientras que por una parte se apunta que los problemas ambientales en los países en desarrollo no pueden resolverse sin mitigar la pobreza y demandar una redistribución de la riqueza o de los ingresos, tanto dentro de los países como entre las naciones ricas y pobres. Por otro lado, se enfatiza la equidad intergeneracional, la participación en el bienestar entre la gente de hoy y la del futuro y se concentra en la necesidad de reducir el consumo actual para proveer inversiones que formen recursos tales como conocimiento y tecnología para el futuro.La Unión Mundial de Conservación definió el desarrollo sustentable en términos de mejorar la calidad de la vida humana sin exceder la capacidad de carga de los ecosistemas que lo sustentan. Esto supone que el desarrollo sustentable es un proceso que requiere de progresos simultáneos en diversas dimensiones económica, humana, ambiental y tecnológica.
EXTRAIDO DE MONOGRAFIAS.COM

martes, 17 de marzo de 2009

¿QUIEN ES NANCY B.MUGRIDGE?

Científica uruguaya destaca en revolucionario tratamiento contra al cáncer




La novedad científica, publicada en su totalidad por la prestigiosa publicación "Cancer Cell" el pasado mes de Mayo, destaca que la empresa australiana EnGeneIC ha desarrollado un sistema de administración de quimioterapia desde un enfoque completamente diferente al tradicional: mediante fragmentos de bacterias cargados de droga y específicamente diseñados para asociarse a las células objetivo una a una, EDV (EnGeneIC Delivery Vehicle) por sus siglas en inglés.
Uno de los factores preponderantes en la vocación científica de esta joven uruguaya que hoy concita nuestra atención, están tal vez signados por la muerte de uno de sus familiares más cercanos a una edad temprana, afectada por la enfermedad de cáncer. La Dra. Nancy B. Mugridge "Senior Scientific Researcher" de este equipo que abre nuevas esperanzas en el tratamiento de esta enfermedad, es especializada en genética y microbiología molecular y trabaja en este proyecto desde hace casi 8 años.
La Dra. Mugridge, nacida en Las Piedras, departamento de Canelones, R.O. del Uruguay, completó sus estudios profesionales y concretó su doctorado en la Universidad de Tecnologia, Sydney (UTS), y desde ese entonces, trabaja incansablemente en procura de alcanzar logros positivos como el que ahora impacta en la comunidad científica internacional.
La investigadora, quien trabaja al frente de un grupo de científicos en la localidad de Ryde, en Sydney, Nueva Gales del Sur, nos señalaba que en el tratamiento con la quimioterapia “normal”, en la cura del cáncer, se administran medicamentos de manera global. Estos medicamentos -algo notorio en el conocimiento generalizado- afectan a las células cancerosas, pero también tienen efectos sobre el resto del cuerpo, de modo que, o bien se sufren graves efectos secundarios, o bien se reduce la dosis de modo que no es tan eficaz sobre las células cancerosas. Nuestros sistemas actuales, explicó son algo así como “artillería pesada” que barre grandes áreas y causa daños donde no debería. Sin embargo, destacó que el sistema desarrollado por los biólogos del equipo al que pertenece, funciona justo al revés: mediante la precisión de un francotirador que dispara pocas veces pero siempre da en el blanco.
Apasionada con el tema, y en un entorno tipicamente uruguayo, la Dra Mugridge nos confiaba el cariño y los continuos y gratos recuerdos por su patria natal y la Argentina, país donde vivió un largo tiempo en su niñez. La Dra Mugridge continuó explicando que estas mini-bacterias se convierten entonces en una especie de “bio-bombas” llenas de medicamento, cerradas por la membrana citoplasmática, y pueden inyectarse en el flujo sanguíneo del paciente - pero la droga está dentro del EDV, de modo que no afecta a las células de la persona que las recibe hasta que la membrana no se rompa.
Debemos señalar en este punto, a fuerza de ser sinceros, que aquí en Australia, la ciencia en general, no dispone de grandes asignaciones de dinero que permitan realizar largos y costosos estudios, además, las remesas disponibles son por lo general asignadas a las universidades estatales. Por ello, es menester destacar el notable esfuerzo de los directores ejecutivos del protecto, la Dra.Jennifer MacDiarmid y el Dr. Himanshu Brahmbhatt para llevar adelante este esfuerzo mediante capitales privados, teniendo en consideración que no siempre, estas investigaciones arriban a buen puerto..
Volviendo una vez más al punto neurálgico de la nota, la bióloga nos decía que el quid de la cuestión está en que la membrana puede ser diseñada, utilizando ingeniería genética, para que tenga anticuerpos biespecíficos en su superficie: un extremo está unido a la membrana y el otro es específico de un tipo de proteína de la célula objetivo. Hasta que estos anticuerpos de la membrana no estén expuestos a la proteína específica para la que han sido diseñados, no pasa nada. Cuando lo están, el EDV administra el medicamento a esa célula en concreto: cualquier otra célula que no tenga la proteína objetivo en su membrana no es afectada en absoluto.
Una serie de las pruebas realizadas por los científicos australianos han sido con ratones con tumores de mama, ovarios y con leucemia. Las mini-bacterias han sido “cargadas” con la quimioterapia y los anticuerpos de sus membranas son específicos para cada tipo de célula objetivo - los resultados según la investigadore han sido muy buenos y prometedores.
Además debemos considerar una serie de dificultades que se les presenta a los investigadores australianos, impedidos de llevar a cabo prácticas con ciertos animales debido a leyes vigentes. No obstante, se han realizado ya otras pruebas con perros, cerdos y primates para comprobar tanto la efectividad del tratamiento como la posible toxicidad o reacción inmune contra los EDVs (el sistema no funcionaría si nuestro propio sistema inmune destruye las mini-bacterias según entran). Puesto que estas pruebas han tenido éxito, nos adelantaba la Dra. Mugridge, los ensayos clínicos con humanos podrían empezar a finales de 2007 en Australia.
Finalmente, esta joven uruguaya que distribuye su tiempo entre tubos de ensayo, microscopios y bacterias; un cálido hogar decorado con la "gloriosa camiseta celeste" en un lugar de preferencia, y un precioso grupo familiar donde el asado, bizcochos y choripan, se codean dulcemente con una nostalgia mal disimulada, nos afirmó que aún no han encontrado un medicamento que no pueda ser encapsulado en los EDVs. De hecho, consideran la posibilidad de inyectar EDVs con múltiples drogas anticancerosas como tratamiento de choque, algo que los oncólogos muchas veces no hacen por el peligro de crear efectos secundarios graves.
En síntesis, este descubrimiento alienta a pensar que pronto, el sufrimiento y fatal descenlace de esta terrible enfermedad tendrá un duro oponente en este vector desarrollado en Australia, donde un amplio abanico cultural de seres humanos se entregan en esta lucha sin cuartel contra el cáncer, tratando de encontrar los caminos para curas efectivas. Tal vez pronto, además, se concrete el sueño de esta uruguaya que, dura y tesoneramente, conjuga los sueños de derrotar la enfermedad y recorrer las callecitas de su país, enseñándole a su pequeño hijo las cosas que tanto valora y que tanto añora de su querido Uruguay.

HOMBRE-NATURALEZA

Antropización


La idea de antropización se aplica a toda intervención de las sociedades humanas sobre los elementos naturales. Se trata en general de la acción del hombre considerado como un agente medioambiental. Mientras algunos reducen el campo que comprende la antropización a la idea de degradación, otros (P. Pinchemel) descomponen la intervención humana en las acciones de extracción, artificialización y ordenamiento.

 Esta ambivalencia de las acciones antrópicas se aplica tanto a la selección de plantas cultivadas como a la reducción de la biodiversidad de la fauna y la flora, pero también a la regulación de los cursos de agua, a la construcción de terrazas sobre las vertientes, a los trabajos de urbanismo y a la edificación de las redes de transporte.

A partir del momento en que se considera que existen muy pocas actividades humanas que no modifican el medio ambiente, los comienzos de la antropización se remontarían a la época neolítica, con los primeros desmontes y la invención de la agricultura y la ganadería.

Cada vez que las sociedades humanas tropezaron con un obstáculo o con un factor limitante, utilizaron los recursos y las potencialidades de cada medio para moldear los territorios conforme a sus necesidades del momento. Esta antigüedad de la presencia humana conduce a algunos a concluir que no existirían más medios totalmente "naturales", inclusive si rara vez se logra la artificialización completa.



 En numerosos casos, hoy en día la acción humana es la mayoría de las veces indirecta; tal como la degradación de las vertientes provocada por la tala o la modificación del régimen hidrológico de un río. Sin embargo, ya se atribuya la antropización a una acción directa o indirecta del hombre, los diagnósticos o los estudios se inscriben en el marco de un pensamiento que separa al hombre de la naturaleza.

 Algunos autores proponen considerar a la antropización como el fenómeno constitutivo de todas las interfaces sociedad/naturaleza, y analizar no sólo las "degradaciones", sino también el conjunto de los procesos (dinámicas paisajísticas, sistemas agrarios) que nacen de las interacciones en el interior de este marco.

miércoles, 11 de marzo de 2009


El desarrollo histórico y la sucesión ecológica son procesos iguales, las etapas posteriores se alimentan de parte del excedente de las etapas anteriores: el futuro eventualmente se alimentará del presente. La evolución se desarrolla en ellos, al igual que gran parte de la historia humana, como una sucesión de dinastías. Organismos que poseen un origen común aumentan hasta dominar, expanden sus áreas de distribución geográfica y se escinden en múltiples especies. Algunas de las especies adquieren ciclos biológicos y tipos de vida nuevos. Los grupos a los que sustituyen se retiran a una condición de relictos, al verse reducidos de manera generalizada e indiscriminada por la competencia, las enfermedades, los cambios del clima o cualesquiera otros cambios ambientales que sirvan para abrir paso a los recién llegados. Con el tiempo, el mismo grupo predominante se estanca y empieza a disminuir. Sus especies desaparecen de una en una hasta que todas acaban por esfumarse. De vez en cuando, en una minoría de grupos, una especie con suerte da con un nuevo rasgo biológico que le permite expandirse y volver a radiar, reanimando así el ciclo de dominancia a favor de sus parientes filogenéticos . Como observa Wilson, la sucesión ecosistémica podría ser considerada como un traspaso de complejidad y organización entre unos grupos de individuos y otros, entre los cuales las mejores formas adaptativas son las que mantienen el mayor nivel de complejidad y predominancia en el espacio y en el tiempo. Esta predominancia viene determinada por las diferentes alteraciones del entorno y los nuevos mecanismos de supervivencia y adaptación que surgen de la evolución biológica. Cuando se las observa en una sección de historia geológica, todas las sucesiones dinásticas contemporáneas tomadas en su conjunto presentan una pauta compleja y sorprendentemente bella por toda la superficie de la Tierra. Wilson hace la comparación de la evolución con un palimpsesto, un antiguo pergamino en el que los grupos dominantes actuales se encuentran dispersos de modo conspicuo y los que dominaron en el pasado sobreviven como trazas difuminadas en los espacios entre las líneas, en nichos encogidos. Los mamíferos, los grandes vertebrados dominantes en la actualidad en tierra, están acompañados por tortugas y cocodrilos, que cuentan entre los últimos supervivientes de los reptiles que domeñaron antaño. Bosques de plantas fanerógamas albergan helechos y cicadales dispersos, restos de la vegetación que prevalecía en la edad de los reptiles .El ecosistema puede considerarse como una genoteca, según Morin . Las constricciones del ecosistema aportan, desde el exterior marcos deterministas en los cuales se inscribe la comunidad y que se convierten, por ello mismo, en sus propios marcos (alternancias del día y de la noche, las estaciones, nicho ecológico, territorio, recursos naturales/energéticos). Además, las comunidades se nutren de entropía negativa, es decir de complejidad organizada, sucesos más o menos probables que actúan como señales o signos y que le proporcionan información. Al mismo tiempo, la genoteca, y sobre todo, la ecoteca, proporcionan, sobretodo la segunda, el desorden, ingrediente necesario para la complejidad organizada.Fig.1.4. El ecosistema como entorno del organismo envía señales a éste, que obligan a adaptar su conducta a dichas señales, y que generan un grado de adaptación al mismo, del cual depende su propia supervivencia. (Elaboración propia).Como hemos dicho la variabilidad del entorno (desorden) permite la evolución de nuevas especies que a veces se constituyen como elementos transformadores de dicho entorno, como pudo ocurrir hace unos dos mil millones de años en que la extensión, predominancia y dominio de bacterias fotosintéticas generaron la transformación de la atmósfera reductora antigua en una atmósfera oxidante mediante la emisión de grandes volúmenes de oxígeno . Y como puede estar pasando en la actualidad en la que la especie humano está modificando las condiciones climáticas del planeta a través de las emisiones de CO2, y que en caso de alteraciones climáticas graves podría llegar a reducirse la predominancia de la especie humana sobre el planeta y dar paso a otras formas de vida más adaptables a las nuevas condiciones impuestas.El concepto de ecosistema significa que el conjunto de las relaciones de las interacciones y de interdependencias en el seno de un nicho ecológico constituye (genera) un sistema. En un ecosistema el bullicio ordenado y desordenado de la vida amaga y produce orden. El caos aparente se convierte así en una fuente de organización. El ecosistema a la vez restringe la variación, ya que en virtud de la selección natural, el número de réplicas y de variaciones que persisten por cierto tiempo en el ecosistema es inferior al número de réplicas que podrían generarse sin estas restricciones. Según Margalef, la selección de los organismos cuyas características perdurarán, puede ser más semejante a una lotería que a un concurso de méritos. Tal apariencia azarosa podemos decir que es resultado de nuestra ignorancia, ya que no sabemos el significado de una característica cualquiera, incluso la que es aparentemente más nimia, en la red fantásticamente complicada de relaciones en las que se encuentran implicados todos los organismos . En este marco se crean y se recrean equilibrios entre las tasas de reproducción y las tasas de mortalidad de los organismos. Se establecen constricciones y regularidades, más o menos fluctuantes, a partir de las interacciones. Las asociaciones, simbiosis y parasitismos constituyen sus complementariedades y marcan las reglas del juego . Las relaciones de fagocitación ente animales y vegetales y entre especies animales constituyen a la vez jerarquías y complementariedades (el comido es complementario del comedor) y antagonismos. En este sentido, el orden que se deriva presenta los trazos sistemáticos de combinación, jerarquización, regulaciones, regularidades, constricciones, complementariedades y antagonismos. Pero este sistema es muy particular: su estabilidad es precaria y puede modificarse mediante una alteración menor que afecte a sus constituyentes: sus principios de orden no emanan de un centro organizado, sino que se produce por las miríadas de interacciones (propiedades emergentes de los sistemas complejos). En el estadio del clímax o madurez del ecosistema se logra el equilibrio más estable entre el mecanismo autotrófico y el heterotrófico y entre éstos y los factores del medio. Es a este equilibrio lo que suele llamarse homeostasis del ecosistema. La homeostasis se logra con la regulación de todos los factores energéticos y alimentarios y con el equilibrio de las poblaciones en cada uno de los nichos ecológicos, al mismo tiempo que con la regulación de las relaciones intra e interespecíficas .El ecosistema como un todo es el producto de la selección natural que opera en las interrelaciones entre las especies y su capacidad de adaptación y reproducción, con las restricciones que genera ese tejido denso de relaciones que configura la estructura del ecosistema. En este marco, según los biólogos, el éxito de una especie o genotipo en relación con otra, se consigue a partir de su capacidad para producir un número más elevado de descendientes. La que puede multiplicarse más rápidamente es la que ganaría. En este sentido, el éxito depende de la capacidad para producir descendientes. Pero Margalef nos indica que es posible que este criterio de dar mayor preferencia a la especie que permite la circulación de un mayor flujo de energía, pueda ser válido en las primeras etapas de la ocupación del espacio , en los inicios de una sucesión . Pero el desarrollo histórico en los pequeños segmentos de sucesión – de proceso a pattern - no permite generalizar un criterio uniforme. Según el autor, podemos sugerir que en las primeras etapas de la sucesión, llegan a dominar las especies que en aquellas condiciones consiguen multiplicarse más deprisa, mientras que, en las etapas más avanzadas o más próximas clímax, persisten aquellas especies que pueden mantener su puesto con el menos dispendio posible, con la ventaja de que, si su tiempo de generación es largo, pueden acumular y poner en juego una considerable información cultural (no genética y basada en el aprendizaje). Por esta razón, se habla de distintas estrategias de evolución, que fundamentalmente se basan en que los argumentos que deciden la supervivencia de distintas formas enfrentadas y no idénticas no son siempre los mismos. Pero están de acuerdo con el modelo o proceso (pattern), ya que se orientan primero a la ocupación más rápida del espacio, haciendo uso del trabajo realizado por una gran cantidad de energía externa disponible (lluvia, agitación del agua), y en segundo lugar, a mantener la máxima organización o información con el mínimo cambio relativo posible de energía . Es interesante destacar este hecho en que las diferencias entre los modos de de selección en los ecosistemas que se encuentran en una etapa inicial de alto dinamismo, donde se reconocen procesos de organización, y los modos de selección que operan en las etapas donde las estructuras del ecosistema divagan despacio en un campo de poca energía libre para el cambio (madurez) y en los que la diversidad es mucho mayor. Es decir, el concepto de selección natural es susceptible de complicarse cuando lo que garantiza la supervivencia no es una simple elevación de la tasa de multiplicación o cierta forma de respuesta directa a determinado agente o factor externo, sino que se presupone una cierta capacidad de combinación de diferentes estímulos o la capacidad de aprender. Tenemos una degradación continua de formas de selección, desde una selección brutal en sistemas de mucha energía, con procesos de organización que se pueden describir hasta un nivel avanzado de un modo científico sencillo, hasta esas formas tan complicadas de decisión en las que la supervivencia se asocia a ciertas formas de comportamiento más eficiente .Esto supone que habría una evolución de las formas de selección natural y, por tanto, un evolución de la evolución, según Margalef, o para decirlo de otra manera, pasar de funciones en que los parámetros son importantes, a otras funciones en que la estructura de las funciones es lo que más cuenta .Esto nos permitiría hablar de la selección natural a nivel de ecosistemas y de la evolución de los mismos como un todo, desde el nivel simple en que cada nicho se integra en un ecosistema más amplio del que constituye un elemento, hasta llegar de integración en integración, al ecosistema global: el planeta tierra . Lovelock , al definir el planeta como un sistema autoregulado y entender que son las interrelaciones entre los seres vivos y su medio las que mantienen el equilibrio de las condiciones vitales necesarias para el desarrollo de la vida, nos aproxima a la comprensión del concepto de equilibrio planetario y de sistema autoregulado global. La autoregulación del sistema es un proceso activo impulsado por la energía libre del sol; por tanto el planeta como un todo se puede considerar como una estructura disipativa que crea orden alejándose de la entropía gracias a este proceso disipativo realizado por la combinación de todos los ecosistemas terrestres.Según Lovelock la hipótesis de Gaia dice que la temperatura, el estado de oxidación, la acidez y otros aspectos de las rocas y las aguas se mantienen constantes en cualquier época, y que esta homeostasis se obtiene por procesos cibernéticos llevados a cabo de manera automática e inconsciente por la biota: la energía solar sustenta estas condiciones favorables para la vida. Estas condiciones son tan solo constantes a corto plazo y evolucionan en sincronía con el cambio requerido por la biota a lo largo de su evolución: La vida y su entorno están tan íntimamente asociados que la evolución afecta a Gaia, no a los organismos o al medio ambiente por separado .La evidencia – sigue Lovelock - nos muestra que la corteza de la tierra, los océanos y el aire o son el producto directo de cosas vivas o han sido modificados de manera masiva por su existencia. Tengamos en cuenta que la creta o las rocas calcáreas son los caparazones de la vida que una vez flotaron en el mar. La vida no se ha adaptado a un mundo inerte determinado por la mano muerta de la física y la química. Vivimos en un mundo que ha sido edificado por nuestros antecesores, antiguos y modernos, y que es mantenido cuidadosamente por todos los seres vivos que existen en la actualidad.En este marco de equilibrio complejo, hay que destacar el concepto que los ecólogos denominan resiliencia. La resiliencia representa los límites dentro de los cuales es posible la conservación del equilibrio del sistema. Ello quiere decir que existen límites por fuera de los cuales ya no es posible reconstruir el equilibrio. El equilibrio de un sistema tiene, por tanto, una cierta movilidad dentro de los límites permisibles. Estos límites suelen ser en ocasiones precipicios bruscos. Los márgenes de equilibrio se pueden mover sin peligro hasta el límite extremo, pero un paso más significa la ruina total . Es en este caso cuando sobreviene la crisis del sistema, antes mencionada y la perturbación amplificada generará un nuevo estado del sistema o su destrucción.Cada ecosistema terrestre en este marco de orden es, a la vez, fuente de comportamientos aleatorios. La especies deben buscar el alimento al azar, es decir hay que explorar y hay que prevenirse contra las amenazas de todo tipo. Según Morin (ver citas), la caza estimula, hasta las más altas cotas, los comportamientos aleatorios, tanto para la presa que tiene que camuflarse, actuar con astucia, simular o esquivar, como para el depredador que también se camufla, simula o actúa con astucia. La inteligencia y el comportamiento estratégico, que se incrementa en los animales cazadores y cazados (y que se van a desarrollar singularmente en el primate cazador-cazado que será el homínido en las sabanas), se incrementan al mismo tiempo que el riesgo ecológico, y el desarrollo neurocerebral ligado al crecimiento de la inteligencia va a favorecer, por su lado, el desarrollo de la complejidad. El marco ecosistémico ordenado genera grados de libertad interiores que posibilitan la evolución de las especies y entre esta evolución se halla el desarrollo del cerebro humano.

HOMEOSTASIS ECOLOGICAS

Ecosistemas-Homeostasis
  1. En 1865, Claude Bernard , a menudo considerado el padre de la fisiología, proponía el concepto de homeostasis . El concepto nacía a partir de la necesidad de explicar la forma en que los organismos vivos se autorregulan para mantener una condición constante y estable. Apoyados en el intercambio de materia y energía con el entorno, los organismos son capaces de mantener condiciones fisiológicas que se mantienen relativamente equilibradas.
     Estas condiciones pueden ser, por ejemplo, temperatura corporal o niveles de oxígeno en la sangre, las que, ante alteraciones pequeñas en sus niveles, pueden representar un estado de enfermedad que representa una amenaza al funcionamiento completo del sistema.La homeostasis es un equilibrio dinámico, un equilibrio en movimiento. Los equilibrios dinámicos ocurren en muchos campos del conocimiento, y podemos encontrar casos al parecer tan lejanos a la ecología. En la economía, por ejemplo, ocurre un fenómeno de equilibro dinámico entre oferta y demanda: ambas funciones se equilibran para una cantidad Q de bienes transferidos mayor a cero.Ahora bien, en los ecosistemas naturales, aparte de la homeostasis que cada organismo lleva a cabo en forma interna, ocurre un fenómeno de equilibrio dinámico en su conjunto. Mediante éste, el ecosistema se autorregula evitando la tendencia de desequilibrio originada, por ejemplo, por el crecimiento de la población de una de sus especies. Un ejemplo de ésto puede ser un ecosistema donde conviven zorros y conejos en una relación depredador-presa. El aumento en la población de conejos implica una mayor oferta de alimentos para zorros, que aumentarán su población. Pero al aumentar éstos aumenta también la amenaza de depredación hacia los conejos, con lo cual la población de éstos disminuye, y debido a esto también la de zorros, y así hasta alcanzar un equilibrio en la cantidad de individuos de cada especie, cuyo valor es por supuesto diferente de cero para ambas (en ese caso, hablaríamos de equilibrio estático).Hoy en día, somos nosotros, los seres humanos, quienes pretendemos ir más allá del equilibrio: nuestra idolatría por un sistema que cree en la curva exponencial, en el desarrollo económico de derivada positiva, siempre creciente, nos hace violar las reglas de cooperación ecosistémica que permiten la homeostásis, según las cuales ninguna especie puede crecer por sobre la capacidad de carga del sistema. Pero al creer que no somos parte de la naturaleza, que estamos por sobre ella, entiendo que asumimos que aquellas reglas universales no se aplican a nosotros.

A MÁS

INTELIGENCIA SOCIAL Gardner ya planteó el concepto de inteligencia interpersonal y a sido estudiada por otros autores. Miles de diagnó...